1163 Views |  3

El poder de la edad en publicidad

En 2012 Jacky O’Shaughnessy, actriz de 62 años, hacía presagiar el cambio, protagonizando una de las provocativas campañas de ropa interior de la marca American Apparel. El mismo año Lanvin publicitaba sus prendas y complementos a través de Tziporah Salamon, de 62 años y Jacquie Murdock, de 82.

El año pasado las actrices fueron las estrellas, vimos a Jessica Lange, de 64 años y Charlotte Rampling de 68, en las campañas de belleza para Marc Jacobs y Nars, respectivamente. Linda Rodin, de 65 años, de la mano de las hermanas Olsen, confirmaban que las prendas de The Row no tienen un público objetivo concreto y Catherine Deneuve con sus 70 años luce perfecta para Louis Vuitton.

Mujeres mayores de 60 años son demandadas por las grandes firmas para protagonizar sus campañas de moda y belleza. Ni rubias ni morenas, ¡las canas toman el poder!.

Pero este fenómeno no ha hecho más que empezar, ahora mismo, podemos ver a Iris Apfel con su particular estilo en la campaña de Kate Spade, y a una enigmática Joan Didion en la de Celine. Abuelitas sicilianas en los anuncios de una de las firmas mas sensuales, Dolce&Gabanna. Y Daphne Selfe, de 86 años posando para & Other Stories.

Se acabaron los prejuicios sobre lo que se debe llevar a cada edad, cumplir años no es sinónimo de pérdida de energía, glamour, estilo o elegancia, sino todo lo contrario y es que aunque esté muy manido, ahora más que nunca ‘la arruga es bella’.

*Foto: Jacky O’Shaughnessy, actriz de 62 años, para American Apparel.